Glosario

Orden alfabético

Ácido salicílico

El ácido salicílico aplicado vía tópica, disminuye el acné reduciendo el hinchazón y el enrojecimiento, previene los granos y otras imperfecciones en pieles acnéicas. Abre los poros obstruidos de la piel, permitiendo que los granos se sequen.
Tiene propiedades comedolíticas, queratolíticas, seborreguladoras y antiinflamatorias. Ademas su aplicación estimula la renovación de la piel eliminando las células muertas y las impurezas atrapadas en los conductos pilosebáceos. Esto ayuda a suavizar las arrugas finas, mejorar el color de la piel y reducir las cicatrices del acné y los daños causados por los factores ambientales y UV en la piel (frío, calor, contaminación).