Ingredientes cosméticos que no debes mezclar nunca

Seguramente sabes cómo combinar el contenido de tu armario y con tu colección de zapatos. Pero cuando se trata de cremas, sérums y otras pociones, ¿alguna vez te has detenido a pensar que significa la etiqueta que hay detrás? No todos los ingredientes para el cuidado de la piel funcionan bien juntos y usarlos al mismo tiempo podría poner tu piel en un bucle interminable de reacción, solución y repetición. Con tantos ingredientes activos, descubrir cómo y cuándo usar estos productos puede ser un poco confuso, especialmente cuando se trata de definir una rutina de cuidado de la piel.

¿Qué ingredientes deberías usar juntos y cuáles deberías usar por separado? Aquí van algunos consejos.

NO MEZCLAR

Retinol y tratamientos para el acné

El retinol y los ingredientes populares para tratar el acné como el peróxido de benzoílo o el ácido salicílico no deben mezclarse ya que sus efectos pueden cancelarse entre sí. Estos dos ingredientes no son compatibles ya que podrían resecar la piel, causar irritación, sensibilidad y descamación. Por tanto, si necesitar usar ambos ingredientes, úsalos por separado. Puedes usar tu tratamiento a base de ácido salicílico por la mañana, y tu crema con retinol por la noche.

Vitamina C y alfa hidroxiácidos (AHAs)

Cuando se usan juntos, los efectos antioxidantes de estos ingredientes podrían cancelarse el uno al otro. La aplicación de demasiados ácidos en la cara puede provocar irritación, descamación y enrojecimiento. Además, algunos ácidos también pueden cambiar el pH de la vitamina C y desestabilizarla. Por lo tanto, si tienes que usar estos dos tratamientos, usa las cremas con vitamina C durante el día y deja tus tratamientos con ácidos para tu rutina de noche.

Retinol y alfa hidroxiácidos

Los alfa hidroxiácidos incluyen el ácido glicólico, láctico y cítrico, mientras que los beta hidroxiácidos generalmente se refieren al ácido salicílico. El retinol es un ingrediente excelente antienvejecimiento, conocido por acelerar la renovación celular, lo que lleva a una reducción en la apariencia de líneas finas, arrugas e hiperpigmentación para una tez más suave y brillante en general. Podríamos pensar que el retinol y los alfa hidroxiácidos pueden funcionar bien juntos, ya que ambos ayudan a reducir líneas y arrugas, pero usar dos exfoliantes juntos puede provocar enrojecimiento, irritación e incluso sequedad y descamación. Para evitar estos efectos, intenta alternar entre estos dos ingredientes en tu rutina de belleza, combinándolas cada mes. Además, como regla general, el retinol debe aplicarse por la noche ya que puede hacer que la piel se vuelva todavía más sensible a los rayos UV.

Vitamina C y peróxido de benzoílo

El peróxido de benzoílo es un agente oxidante que permite matar las bacterias que causan el acné. Sin embaego, cuando entra en contacto con un ingrediente como la vitamina C, que es inocua para la oxidación, los dos ingredientes se cancelan entre sí y pierden su potencia y eficacia.

 

PUEDES MEZCLAR

Vitamina C y protector solar

La Vitamina C y el protector solar funcionan bien juntos. Recomendamos aplicar la vitamina C por la mañana antes de los filtros solares.

Ácido Hialurónico + Retinol

Si estás usando retinoides, es posible que hayas notado que tu piel comienza a responder a este tratamiento descamando su primera capa. Puedes notar tu piel más sensible o especialmente seca, por eso debes agregar un producto a tu rutina con ácido hialurónico para prevenir la irritación y aportar hidratación.

Protector solar con retinoides

Si estás usando una rutina con retinol, es imperativo usar un protector solar diario. El retinol mejora la renovación celular, por lo que hace que la piel sea más propensa a la radiación UV. Protege tu piel a diario usando un protector solar con factor 30 o superior.

Retinol y ácido ferúlico

El ácido ferúlico es un antioxidante de origen vegetal que mejora las propiedades de otras vitaminas para una piel saludable y protege contra el daño solar. Cuando se combina con el retinol, se crea un sistema de administración único que hace que el retinol funcione aún mejor. Mientras el retinol trabaja para reafirmar la piel y aportar luminosidad, el ácido ferúlico permite que el retunol penetre aún más en la piel y promueva la producción de colágeno.

Vitaminas A, C y E

Estos poderosos antioxidantes pueden trabajar juntos para crear un efecto maravilloso en tu complexión. Agregar estas tres vitaminas a tu rutina de cuidado ayudaría a prevenir la descomposición del colágeno.