Beneficios de los peelings químicos médicos contra el envejecimiento y fotoenvejecimiento

Con la llegada del otoño, llega el momento de renovar la piel tras los meses de exposición solar y agresiones medioambientales. Con el paso del tiempo, la piel comienza a sufrir consecuencias y empiezan a aparecer manchas producidas por la edad o el daño solar, pigmentaciones antiestéticas o pequeñas arrugas. Esto, unido a otras marcas faciales anteriores como cicatrices de acné o poros abiertos, hace que nuestra piel luzca menos uniforme y con imperfecciones.

Para mejorar la salud y el aspecto de la piel de dentro hacia fuera, existen una serie de tratamientos médicos para regenerar la piel y devolver su frescura, uniformidad y luminosidad. Uno de ellos es el peeling químico médico.

¿Qué son los peelings químicos médicos?

Los peelings químicos médicos son un procedimiento dermocosmético que ayuda a mejorar el aspecto del rostro u otras partes del cuerpo como el escote o la espalda, entre otros. Con la aplicación de agentes químicos, los peelings se basan en estimular la regeneración cutánea y la renovación de forma acelerada y controlada de las capas superficiales de la piel para que sean sustituidas por otras de mejor calidad, con menos manchas, arrugas y con mejor textura, obteniendo una piel renovada, lisa y de aspecto joven.

¿Qué beneficios tiene sobre la piel?

La acción del peeling en el tejido cutáneo contribuye a la eliminación de las capas externas de la piel, estimulando la producción de colágeno, elastina y glicosaminoglicanos. Purificar y oxigenar la piel, cerrar los poros dilatados, aumentar el grosor de la epidermis, disminuir las arrugas aportando turgencia, proporcionar luminosidad, unificar el tono, difuminar imperfecciones, atenuar lesiones pigmentarias o reducir marcas de acné o cicatrices, son algunos de los objetivos de este tratamiento.

¿Cuántos tipos de peelings existen?

Existen diferentes tipos de peelings médicos: físicos y químicos. Dentro de los peelings químicos, también existen diferentes tipos de peelings según la profundidad:

  • Peeling superficial: cierra los poros, atenúa las cicatries de acné y las arrugas finas. Además, aporta luminosidad y un aspecto más juvenil y saludable. Este tipo de peeling ayuda a controlar el acné, la foliculitis, las secreciones sebáceas y pone a la piel en mejores condiciones para recibir cualquier tipo de tratamiento dermatológico.
  • Peeling medio: Está indicado en el caso de envejecimiento solar o tóxico ya que actúa sobre las arrugas finas y de profundidad media y para controlar las manchas producidas por el sol. También se emplea como paso previo o complemento de muchos tratamientos como la microdermoabrasión, lifting o rellenos.
  • Peeling profundo: el peeling profundo consigue actuar sobre las arrugas superficiales, medias y profundas, eliminar manchas solares y queratosis. Asimismo, produce la retracción de la piel, lo que ayuda a mejorar notablemente los problemas de flacidez.

Es el médico especialista quien debe orientar cuál es el más adecuado en función de la valoración del estado de la piel, así como los activos a utilizar para conseguir beneficios específicos. Cabe destacar que los peelings realizados por profesionales médicos tienen unos efectos más notables y duraderos debido a un mayor control sobre la técnica y los productos, evitando así posibles efectos secundarios.

¿Qué se puede esperar de un peeling químico?

Los peelings químicos de uso médico son muy efectivos y no son peligrosos.

El número de sesiones necesarias dependerá del tipo de piel del paciente, de sus necesidades y del tipo de peeling, si queremos resultados rápidos lo más conveniente es un peeling profundo, que es más agresivo. Sin embargo, para incorporarse vida normal inmediatamente se suelen hacer peelings más suaves, que necesitará de más sesiones.

  • Una exfoliación química suave puede mejorar la textura de la piel y el tono, así como disminuir la apariencia de las arrugas finas. Los resultados serán sutiles al principio, pero aumentarán con futuros tratamientos. Después de una exfoliación química suave, es importante evitar la exposición al sol hasta que la piel nueva cubra por completo el área tratada.
  • Con el peeling químico medio, la piel se notará notablemente más suave después del procedimiento, pero tendremos que evitar la exposición al sol durante varios meses.
  • Si se trata de una exfoliación química profunda, veremos mejoras dramáticas en la apariencia de las áreas tratadas, pero necesitaremos un tiempo de recuperación de varios meses. Además, deberemos protegernos del sol de forma permanente para evitar cambios en el color de la piel.

¿Cuál es peeling químico más adecuado para mi caso?

Todo tratamiento debe partir de una adecuada valoración médica inicial, a través de la cual se evalúen clínicamente aquellos aspectos a mejorar de la piel así como las características específicas y únicas de cada tipo de piel, grado de severidad y localización del problema a tratar. En TOSKANI contamos con diferentes opciones y líneas de peelings médicos químicos para tratar todos los tipos y problemas de piel. Descubre nuestra gama de peelings monoácidos, combinados y adyuvantes aquí.

Multiplica los resultados en casa

Es importante que los pacientes continúen un tratamiento de mantenimiento domiciliario a base de activos que ayuden a potenciar los efectos de los peelings y mejorar los beneficios, como Imperfection Peel Booster, Clarifying Peel Booster o Retiseal Peel Booster para retrasar el envejecimiento de la piel.

Descubre la línea de peelings químicos TOSKANI aquí

SUBSCRIBE TO OUR MAILING LIST

* indicates required